Manifiesto: Preocupados por España

        España sufre una crisis económica que está dejando sin  presente a millones de españoles y reduciendo el futuro de todos  los demás, es una evidencia agravada por toda una serie de crisis  concatenadas.

¤ Una crisis política donde aumenta el desprestigio de los partidos y faltan mecanismos de intervención para los ciudadanos

¤ Una crisis institucional que pone en duda la eficacia del entramado  estatal ante los retos a los que nos enfrentamos, desde el aparato  judicial a la ordenación territorial.

¤ Una crisis nacional donde la nación está inerme ante los ataques  constantes de quienes hacen del odio a España su bandera y de la  división entre españoles su medio de medrar.

¤ Una crisis social y de valores donde se menosprecia el trabajo y el  esfuerzo, donde parece que todo vale, en  un clima de corrupción que infecta cada vez más estamentos del  país.

Esta situación exige, a todos los que sienten preocupación por el  país y sus habitantes,  un pronunciamiento claro y una actividad  incesante para restañar las heridas, concitar voluntades y trabajar  unidos para superar todas las crisis que padecemos y construir la Nación que queremos y podemos ser.

No nos resignamos a la pasividad y nos comprometemos para:

v     La defensa del Estado democrático, la mejor expresión- hasta la fecha- de la soberanía del pueblo y la defensa de los derechos y libertades del individuo y la sociedad.

v     Un poder judicial independiente que garantice la igualdad de todos ante la Ley y sirva de contrapeso y control a los otros dos.

v     La reducción del peso de las administraciones estatal, local y autonómica que ahoga el desarrollo del país y favorece el nepotismo y la corrupción.

v     La transparencia absoluta de todos los beneficiarios de dinero público y una nueva ley electoral que haga efectivo el principio democrático de un hombre, un voto y listas abiertas para favorecer políticos que sirvan a sus electores y menos sometidos al aparato ferreo de sus organizaciones.

v     La educación es una parte decisiva en el cambio necesario. No solo para que los españoles aumenten y apliquen sus capacidades sino para formar los valores de unidad, trabajo y confianza que conforman futuro.

v     España es, en un mundo global, la unidad mínima de competencia y dejando de mirarnos el ombligo nos vemos obligados a extender la visión a todo el planeta. Por su historia, la comunidad de raices y lengua que supera los 500 millones de personas, sus capacidades de trabajo e innovación, nuestro país debe aspirar a estar entre las naciones que dirigen el mundo.

 Por ello es necesario un plan estratégico de país que reoriente los esfuerzos de todos sus habitantes y les de proyecto y proyección. Una España en positivo que basándose en sus logros históricos impulse a conseguir los logros del mañana.
¿QUIERES COLABORAR?

PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS, RELLENANDO ESTE FORMULARIO