Izquierda acomplejada

  Que algunos partidos estén empeñados en presentar como antagónicos los intereses de las naciones-estado y la Unión Europea (UE), como ocurrió en Francia y en otras democracias asentadas en las elecciones del pasado 25 de mayo al Parlamento Europeo, constituye una estrategia previsible en aquellos partidos políticos que, sin responsabilidades de gobierno, quieren sacar…

Renovando el PSOE sin hablar de política

Un político milita en un partido político porque quiere cambiar las cosas. En el fondo, esto de los partidos es una cosa muy sencilla, sin demasiado misterio; tenemos un grupo de gente con una idea parecida sobre qué está mal en el mundo y cómo debe ser la sociedad que trabajan juntos para intentar llegar…

De la excepcionalidad a la insurrección

Pocas son también las personas sensatas dispuestas a romper el pacto por la convivencia que, además de garantizar la igualdad de todos los españoles, ha propiciado el período más largo de prosperidad de nuestra historia. Y muchos los ciudadanos catalanes que asumimos con naturalidad la riqueza que supone la pluralidad lingüística y cultural presente en Cataluña, y que estamos decididos a que nadie ponga fronteras a los afectos y las complicidades que unen a los catalanes con el resto de los españoles.

Yo quiero seguir siendo catalán

Una de las incongruencias del relato soberanista es su desapego a ser catalanes. Parece que ser kosovar, crimeo, croata, checo o danés, cada día cambian de referente, sea muchísimo mejor que ser catalán. No idolatro las patrias pero francamente no veo las ventajas del cambio. A los catalanes nos ha ido bien, yo incluso diría…

Atrapados en el estado de la nación

La cita anual en el debate sobre el estado de la nación de este año ha puesto de manifiesto el escaso margen de maniobra de que disponen tanto el gobierno como el principal partido de la oposición. La recesión, la crisis financiera y sus secuelas (destrucción de empleo, paro, caída del crédito y aumento de la morosidad, y finanzas públicas maltrechas) estuvieron omnipresentes en el hemiciclo y dejaron en evidencia a unos y a otros, por razones distintas.

¿ Gamonal ? (1)

Nadie se cree que tenga la totalidad de la razón, y menos aún, la razón absoluta. No, es solo una cuestión de formas. Nos reunimos, alegamos, debatimos y votamos. Lo que se hace es respetar las mayorías –tengan razón o no, nadie lo discute- y llevar a cabo aquello que respetando las formas se ha aprobado o legislado.

Retos en Europa que exigen tu voto

El próximo Parlamento europeo, que estará formado por 736 parlamentarios, de los cuales 54 serán españoles, a partir de la ratificación del Tratado de Lisboa, se enfrentará a importantes retos, algunos de los cuales tendrán un impacto importante en la vida y las economías de los ciudadanos de la Unión. De ahí el valor trascendental de la decisión sobre en quién se delega el voto, y la falta de responsabilidad cívica, en el supuesto de que no se vote.

Cine: Matar a la gallina de los huevos de oro

Resulta intolerable que en el peor momento para la industria, el Estado obtenga su mejor resultado gracias a una presión fiscal abusiva y, a todas luces, insostenible. Claro que con la recaudación salvaje vía impuestos, el Estado debe hacer frente a un creciente gasto en subsidios por desempleo para los miles de personas del sector audiovisual que manda continuamente al paro.¿Dónde está la inteligencia?

Defender la Sociedad Civil

Preservar una Sociedad Civil plural, ante la voracidad de la clase política y del poder económico, es velar por una democracia avanzada…El creciente malestar del conjunto de la sociedad, que debiera contar con la comprensión y complicidad de los gobernantes, está perdiendo muchos de sus cauces para expresarse. La clase política, cada día más cuestionada por la ciudadanía, ha optado por negar la mayor. Primero, ignorando la realidad que vive y sufre la ciudadanía. Y, después, silenciando el malestar y las voces críticas.

¿A reclamar a la calle, yo? Gamonal

Hay algo reconfortante en que vuelvan a doblar ciertas campanas por nosotros. Es bonito que ciertas leyendas nunca mueran, como la leyenda del indómito pueblo español haciendo frente una y otra vez a la injusticia. El abuelo de John Hemingway hizo un buen trabajo presentándonos al mundo como una gente un tanto bestia pero de hondo y noble corazón a la que se puede aplastar una y otra vez, pero no todas. Y a la que nunca, bajo ningún concepto, se debe provocar demasiado.
En democracia tener que llegar a las barricadas y a la guerrilla urbana significa que ha fallado todo lo que no debería fallar nunca.