Los libros fueron como internet

Las nuevas tecnologías cambian tu vida menos de lo que crees, y más de lo que crees. . El filósofo ateniense Sócrates detestaba los libros. Estaba convencido de que los libros destruirían el mundo, condenando a la humanidad a las tinieblas de la ignorancia. Sócrates solo confiaba en la oralidad, en la transmisión de los…

Las miserias de la Universidad, desde dentro

Tanto dispendio, sin embargo, no evita una realidad dolorosa: ninguna universidad española se encuentra entre las 200 mejores del mundo, lo que da idea de tan excelsa mediocridad. Y lo que probablemente sea más preocupante: su irrelevancia social es absoluta.

El aula mundial

Cuando yo era profesor en la Universidad de Stanford en el decenio de 1970, estaba siempre buscando formas en que la tecnología podía ayudar a mejorar el aprendizaje. La gran innovación de aquella época fue la de que se transmitieran mis clases, en la zona de la bahía de San Francisco. Incluso enviábamos cintas de…

El modelo económico español perjudica al capital social y a la innovación productiva

Un informe de la Fundación Cotec recomienda reformas educativas y en el mercado laboral El capital social español no está preparado para la innovación productiva, según un informe presentado ayer por la Fundación Cotec, dedicada precisamente a fomentar la innovación en España. Un modelo económico que no ha favorecido la creación de puestos de trabajo…

Quo Vadis Universidad?

No creo que las funciones tradicionales de la Universidad cambien, ni siquiera creo que deban cambiar. Al contrario, creo que deberíamos enfatizarlas. Dotar a la universidad de mecanismos para librarse del peso muerto que supuso un sistema absurdo que permitía al que alcanzaba un nivel determinado enrocarse en él al margen de sus resultados: no…

Controversia: Wert vacila

Debo confesar una vaga simpatía por José Ignacio Wert. Su anuncio de que las becas universitarias tendrían como requisito una nota de 6,5 levantó ronchas universales: entre la comunidad universitaria, con sus rectores al frente, los partidos de la oposición, con Rubalcaba y los dirigentes que jamás terminaron sus carreras y, por fin, sus compañeros…