Transparencia y Medios

  EN su controvertido discurso -notable para los que no esperábamos nada, decepcionante para los que llegaron a escribírselo pensando que iba a leer su guión en cuatro idiomas, en párrafos alternos- el Rey ha prometido velar por la dignidad y prestigio de la Corona y observar «una conducta íntegra, honesta y transparente». La honestidad…

Izquierda acomplejada

  Que algunos partidos estén empeñados en presentar como antagónicos los intereses de las naciones-estado y la Unión Europea (UE), como ocurrió en Francia y en otras democracias asentadas en las elecciones del pasado 25 de mayo al Parlamento Europeo, constituye una estrategia previsible en aquellos partidos políticos que, sin responsabilidades de gobierno, quieren sacar…

Socialdemocracia en España

  La España en la que yo crecí era una en la que existía un proyecto socialdemócrata moderno. Este proyecto no era mayoritario, ni siquierar dentro de la izquierda, pero era posible recuperarlo en el discurso público. Era la época de la Estrategia de Lisboa, en la que aún podía sentirse el impulso del éxito…

España contra Cataluña: Historia de un fraude.

Jesús Laínz

El escritor cántabro presenta su nuevo libroy explica que «hHoy se desprecia y se odia a España porque desde la Generalidad se ha inoculado muy eficazmente ese desprecio y ese odio, y sin oposición, cuando no con la colaboración, de unos gobiernos nacionales tanto del PP como del PSOE.

El 25M y su campaña

La campaña electoral del 25 de mayo, ahora que tenemos un poco más de perspectiva para evaluarla, puede ser un buen ejemplo para discutir sobre sus ejes fundamentales; la importancia de las expectativas (el ánimo general), la importancia de la campaña electoral en sí (que se relaciona con la competición), el enfoque con el que se hace y, a poder ser, intentar evaluar en qué medida ha sido efectiva. Y si merece la pena analizar la campaña de las europeas con algo más de detenimiento es porque, como explicaré a continuación, puede haber jugado un papel fundamental en su desenlace final.

Libertad y tecnología

Si hay una discusión constante en la ciencia ficción, esta es la del rol de las máquinas en nuestro futuro. Para muchos autores la automatización y la inteligencia artificial ha sido una fuente inigualable de distopías, mundos horribles en los que los individuos quedábamos sometidos, de una forma más sutil o más brutal, a nuestras…

Los inversores extranjeros no contemplan la secesión de Cataluña

un reciente estudio realizado por el proyecto Europa Liberal sobre las consecuencias de una hipotética independencia de Cataluña y destinado a inversores advertía de que, en el peor de los casos, esta podría suponer la salida de España de la UE, la deslocalización de numerosas empresas de Cataluña y de toda España, una caída del 30% del PIB de Cataluña y del 10% de España, e incluso la aparición de un conflicto armado con atentados terroristas y actos de sabotaje.
El informe, basado en el método matemático de la lógica borrosa o difusa, y realizado por el economista Richard Onsés y el arquitecto especializado en gestión empresarial y comunicación corporativa Francisco Llamas, establece cinco tablas de riesgo correspondientes a otros tantos ámbitos: el político, el financiero y económico, el militar, el comercial e industrial, y el de recursos humanos y logística.

La justicia universal

En mi opinión, Vitoria no estaría de acuerdo con los supuestos de esa justicia universal, que algunos defienden, por el principio de la libertad individual: cada persona es titular de derechos de propiedad privada, acción política o creencias religiosas que ninguna autoridad exterior puede violar. Desde esta perspectiva, por lo tanto, los españoles debían respetar los bienes de los indios americanos, su organización política e incluso sus religiones primitivas

Cataluña: Jaque mate, ¿de quién?

Sobra reincidir en la manipulación identitaria del nacionalismo: a golpe de simposios, subvenciones, regulaciones e inmersiones, han levantado un sentimiento nacional, una nación étnica. Porque étnica es una nación histórica (o sea, que vive más en el pasado ‒o del futuro- que en su agónico presente) creada sobre algo tan gaseoso como el sentimiento; éste, al servicio de la demagogia, siempre es excluyente, pues siempre tomará a la parte por el todo. ¿Más pruebas? Bien, recordemos las siguientes palabras que Jordi Pujol pronunció en 2004 en la Universidad Catalana d’Estiu (UCE): «Hemos de vigilar (el mestizaje), porque hay gente en Cataluña que lo quiere, y ello será el final de Cataluña». O estas otras, en la misma conferencia, reclamando competencias sobre inmigración (refiriéndose también a la población del resto de España, se entiende), argumentando que «es un tema muy serio para mucha gente, para Cataluña es además una cuestión de ser o no ser»